Conocí a Gabriel Camargo a comienzos de los años 90 acá en Ibagué cuando yo gerencíaba por esa época una entidad financiera y fue así como desde hace aproximadamente 25 años he tenido el privilegio de contar con su amistad. A través de los años he aprendido a conocer a un mecenas del fútbol, a un hombre emprendedor, trabajador incansable, empresario honesto con una cualidad y una impronta indeleble que lo identifica en cada uno de sus proyectos: EL ÉXITO.

Prueba de ello ha sido la única estrella que tiene el Deportes Tolima, torneos suramericanos, participación en copa libertadores, eliminación del corinthians de Brasil en un torneo internacional obligando el retiro de dos colosos del fútbol carioca, Ronaldo y Roberto Carlos. A ello le debemos que seamos reconocidos en el fútbol internacional.

Don Gabriel más tolimense que muchos de los que hemos nacido en esta bella tierra y ha querido dejar para nuestros hijos y descendientes algo que tanto le ha faltado al fútbol tolimense: una sede deportiva. Una necesidad sentida y de muchos deseos aplazados. Muchos años colocando la totuma a la empresa privada, entidades oficiales, alcaldías municipales, colegios etc. Para así conseguir una cancha en donde entrenar el equipo.

Fue así como hace unos 5 años en una junta directiva del club don Gabriel tomo la decisión de adquirir la sede a como diera lugar. Visitamos y recorrimos toda la meseta de Ibagué, Alvarado, Venadillo, Gualanday, Espinal buscando el sitio apropiado.

La venta al fútbol Mexicano de nuestro jugador estrella Jimmy Chará fue el punto de partida para ver realizado nuestro sueño. El presidente y mayor accionista del club hubiese podido fácilmente realizar cualquier otra inversión con esta jugosa venta, pero su deseo fue inquebrantable: la totalidad del producto de la venta del jugador la destinaría a la compra de la sede.

Modestia parte y solo por autorización de don Gabriel puedo contarles que como miembro de la junta directiva se me volvió una obsesión la consecución del predio. Desde el año 2014 habíamos adelantado conversaciones con el dueño de un terreno frente al Aeropuerto Perales de Ibagué y finalmente en Febrero del 2015 se concreto la compra de 12 hectáreas en el mencionado lugar. Ya se están construyendo las canchas de futbol las mejores de la ciudad, sede administrativa, gimnasio, alojamiento de jugadores en fin toda una unidad deportiva que sin lugar a dudas será la mejor del futbol profesional Colombiano.

Don Gabriel, su sueño de tener unas escuelas de futbol para nuestros hijos y la juventud tolimense se está cumpliendo. Gracias, mil gracias. Hay un largo camino por recorrer. El barco ya está en marcha y con la ayuda de Dios llegaremos a puerto seguro. Buen viento y buena mar.

CARLOS ZAMBRANO
MIEMBRO JUNTA DIRECTIVA

Comentarios