Deportes Tolima en su regreso como local buscaba iniciar en casa de la mejor manera para ir determinando el camino rumbo a una nueva final en el FPC.
Esta vez el rival era un viejo conocido, Atlético Nacional, al cual había enfrentado en seis ocasiones en el presente año con el balance de cuatro victorias, un empate y apenas una derrota.

Alberto Gamero fiel a su estilo, sabe que “equipo ganador no se toca” y apenas hizo un cambio respecto al partido ante Junior por la ausencia de Bernaldo Manzano (convocado a selección), reemplazado por Carlos Robles.

El primer tiempo, arrancaría con el equipo de Gamero en busca de la victoria motivado por cerca de 18 mil hinchas que llegaron hasta el Murillo Toro para presenciar un partido de primer nivel y además, el más atractivo de la segunda fecha de los cuadrangulares.

Ambos equipos, representando en la cancha las ideas de sus técnicos, saltaron al campo con la misma premisa, sumar y adueñarse del liderato del grupo, ya que las dos escuadras ganaron en la jornada anterior.

El PIJAO buscaría su primer gol por la vía aérea luego de que Julian Quiñones cabeceara un centro de falta ejecutado por Jaminton Campaz, que saldría desviado por el lado derecho de la portería defendida con José Cuadrado. Nacional por su parte, hacía control y posesión de la pelota, pero estuvo falto de definición en los momentos que llegó hasta el arco de William Cuesta.

Tolima se mostraba más efectivo, puesto que comprendió que no solo importa la posesión sino la definición; al minuto 27 tras un contragolpe, Alex Castro recibe el balón por la banda izquierda y saca un zurdazo cruzado que supera al guardameta verdolaga para marcar el primer y único tanto del encuentro en el Manuel Murillo Toro y de igual manera, poner a celebrar parcial a la hinchada VINOTINTO y ORO, que hizo del “Coloso de la 37” un verdadero carnaval.

Tras el gol el visitante tomaría la iniciativa, ya que necesitado, mandaría su plantel al ataque de manera intensa. Al minuto 33, Daniel Muñoz tendría un disparo desviado tras asistencia de Yerson Candelo; apenas dos minutos después, Candelo también intentaría vencer el arco PIJAO, pero su remate sería atajado.

Los de Ibagué, no bajarían los brazos y luego de un contragolpe bien manejado por Anderson Plata, dejaría a Jorge Ramos mano a mano con Cuadrado, pero el ‘9’ estrellaría el balón con el travesaño del arco sur del Murillo, así terminaría un vibrante primer tiempo que disfrutaron los amantes al fútbol colombiano.

En la parte complementaria, los seguidores del buen fútbol serían testigos de un solo por parte del visitante que salió al terreno de juego en busca del empate con todo su ataque en ofensiva; por su parte Tolima, defendería bien y buscaría la velocidad de sus extremos en los contraataques.

Juan Sebastián Cabal al 47′, tendría un disparo de cabeza que ataja Cuesta y envía al tiro de esquina. Así mismo, con Pablo Ceppelini, el equipo paisa buscaba con más ganas que orden, el gol que los regresara al partido. Los locales por su parte, con Anderson Plata y Juan Pablo Nieto tuvieron opciones de ampliar el marcador pero sus remates no tuvieron gran incidencia para Cuadrado.

De esta forma, el partido finalizaría tras cuatro largos minutos de adición y permitió que el Murillo estallara nuevamente de alegria, por una nueva victoria ante un rival directo camino a la gran final de la Liga Águila.

Comentarios