El mejor premio para los campeones es representar a su país en los eventos internacionales, y eso fue algo que pudo disfrutar el Deportes Tolima en la versión 2019 de la Copa Libertadores.

Desde que se conoció el grupo que le correspondía al conjunto Vinotinto y Oro la expectativa que se genero fue bastante grande, especialmente con enfrentar a un equipo campeón del certamen y con trayectoria como Boca Juniors de Argentina.

Ibagué nunca olvidará el 24 de abril, fecha que sin duda quedará en la vitrina de la institución, pues tener en la capital del departamento  a un club con tantos pergaminos, es un lujo que no se da todo el mundo.

Pero no solo eso, la clasificación del equipo ibaguereño motivo a las autoridades en mejorar la casa, el estadio Manuel Murillo Toro hoy queda con un sistema de iluminación nuevo y que cumple con todas las características para los eventos internacionales.

De igual forma, la confederación sudamericana de fútbol, Conmebol, felicitó a Ibagué por el compromiso para dar la bienvenida a un campeonato como la Copa Libertadores.

“Es el equipo de Ibagué” esa es la frase de una de las canciones que se ha vuelto popular en la graderías del escenario, y esa es la idea que siempre se ha impulsado por parte de los directivos del Deportes Tolima, orgullo por la región.

Boca Juniors, Paranaense de Brasil y Jorge Wilstermann de Bolivia, vinieron a Ibagué, disfrutaron del fútbol, pero ante todo, brindaron un gran espectáculo a quienes asistieron al escenario y apoyaron al equipo.

Comentarios