El Club Deportes Tolima y Jaguares de Córdoba se enfrentaron en juego valido por la octava fecha de la Liga Águila, en un partido donde abundaron las opciones de gol por parte del Vinotinto y Oro, pero no la suficiente eficacia para llevar un encuentro con tranquilidad.

El equipo de Gamero saltó al campo de juego de la siguiente manera:

El conjunto de Ibagué salió a proponer, fue el dueño de la pelotea y de las opciones de gol, pero la eficacia en el ultimo cuarto de cancha no estuvo del lado del equipo local, mientras la escuadra visitante esperaba al rival y se la jugaba a la contra.

El arranque del Deportes Tolima fue muy bueno, tanto así, que en los primeros diez minutos de juego el equipo se fue acercando al arco rival poco a poco con varias pelotas quietas esperando el error del rival.

Al minuto 13, llega el primer gol del Deportes Tolima, después de una buena jugada colectiva por parte de la primera línea de volantes, le ceden la pelota a Leyvin Balanta, quien avanza con el esférico para finalizar con un disparo sobre los 16 con 50 y esta misma termina al fondo de la red.

La tendencia del encuentro siguió siendo la misma y rápidamente al minuto 27 después de un desborde hasta la ultima línea por parte de Omar Albornoz, este mismo realiza un centro que lo capitaliza Diego Valdés con un cabezazo y la pelota se estrella en el travesaño. Casi llega el segundo gol de nuestro equipo.

En los últimos 10 minutos del primer tiempo hubo una leve reacción de Jaguares, sin embargo, no generó ninguna opción clara de gol, solo fueron escaramuzas sin ningún peligro.

Ya para el segundo tiempo, el equipo visitante salió a buscar el empate y rápidamente en el minuto 47 llega la primera opción de gol, pero Álvaro Montero estaba bien parado y envía el esférico al tiro de esquina.

Al minuto 52, los dirigidos por Upegi continuaron con la misma tónica y después de una buena jugada colectiva llegaron hasta ultimo cuarto de cancha, pero para fortuna del Pijao la pelota sale desviada por la última línea.

Desde el minuto 65 y hasta el final del partido, el Club Deportes Tolima fue una tromba y no le dio respiro al equipo visitante. Los Pijaos tuvieron varias opciones claras de gol, pero sin concretar ninguna, hasta que en la ultima jugada del partido Alex Castro roba una pelota en la mitad de la cancha y se va solo mano a mano contra el arquero, un defensor de Jaguares le hace falta dentro del área y el arbitro pita pena máxima.

El encargado de cobrar fue el mismo Castro, quien termina enviando la pelota al fondo de la red, para el 2-0 a favor del Vinotinto y Oro, asegurando la victoria. El Deportes Tolima llega a los 11 puntos y se ubica en la séptima posición, mientras que Jaguares de Córdoba se quedó en la décima sexta ubicación con siete unidades.

 

 

 

Comentarios