Octubre después de muchas consideraciones fue adoptado como mes para los niños, a pesar del origen e importación de costumbres el día 31, el auge y ganas de celebrar hizo que nos adaptáramos a esa manera de pasar el día con dulces, actividades y sobre todo disfraces, que hasta los mismos adultos aprovechan para revivir sus primeros años.

Los integrantes del deportes Tolima no escaparon a esas fechas, hoy algunos padres, otros jóvenes, y en algunos casos apenas dejando la adolescencia y nos cuentan de su época de niños, si eran superhéroes, personajes, comprados o elaborados los disfraces, si aprobaban o no sus padres, y su punto de vista hoy cuando lo son. Estas algunas respuestas para nuestra revista Corazón Pijao.

El incompleto Hombre Araña, le paso a Luis Paz, sus padres no tenían capacidad para la compra de uno de los comerciales, ni el tiempo para hacerlo, así que la solución fue comprar un segundazo, pero era tan pequeño que toco completarlo con medias y otros elementos para que le quedara bien, pero lo importante es el gusto que se dio el gran jugador y persona con su ropa del  arácnido humano.

Siguiendo con la línea de personajes, Fainer Torijano no recuerda cual de las Tortugas Ninja fue en su infancia, Dónatelo o tal vez Miguel Ángel nos indica, lo cierto es que sus padres le compraron el disfraz y este se quedo en el recuerdo del defensor central pijao.

Futbolista desde niño, si, no tuvo que recurrir a que le compraron, ni que le hicieran, solo proyectar lo que quería ser, nuestro goleador Marco Pérez recuerda un pasaje, lo único que quería ser y soñaba era convertirse en futbolista y como tal se puso su uniforme y salió al lado de vampiros, Kaliman, Robin, Santo el enmascarado de plata, Piratas, patos Donald, Popeyes, Gatos, Pinochos, Conejos y demás, para mostrarse como futbolista, lo que hace en la actualidad, un proyecto de vida hecho realidad con juegos de la niñez incluidos.

 

Son solo unos ejemplos que tomamos de nuestros jugadores niños, aspecto que ojala no olviden a la hora de actuar, ya que el fútbol es empresa, espectáculo, rentado, pero también tiene esa esencia y componente inicial y natural de juego, que no debemos olvidar en ningún momento, y que lo hace el más atractivo y multitudinario de los deportes.

Comentarios