El Unión Magdalena y Deportes Tolima se enfrentaron en juego válido por la décimo primera fecha de la Liga Águila en el estadio Sierra Nevada de la ciudad de Santa Marta. En un duelo de equipos necesitados por sumar de a tres puntos, el equipo de Pedro Sarmiento por salir de la zona de descenso y el equipo de Gamero por no perderle pisada al grupo de los ocho.

El equipo de Ibagué saltó al campo de juego de la siguiente manera:

La iniciativa del partido fue para los bananeros, quienes eran los dueños de la pelota, pero se encontró con un Deportes Tolima organizado en su línea defensiva. Durante los primeros 10 minutos de juego tuvieron las primeras aproximaciones de gol.

Al minuto 17 era el mejor momento del local, pero luego de una mala salida de Juan Pereira, que aprovechó el equipo de Ibagué para irse arriba en el marcador. Juan Vargas fue quien recuperó la pelota y se la cedió a Alex Castro, este envió un centro al área, que lo capitaliza Jorge Ramos para el primer gol de los Pijaos en el partido.

A partir de ese momento, el Unión se desequilibró en el medio campo, mientras el Deportes Tolima se hizo dueño de la pelota y de las oportunidades de gol. Sin embargo, el equipo de Gamero no pudo ampliar el marcador. Esto ya es una tendencia en el equipo Ibagué, no ser contundente en el último cuarto de cancha.

Para la etapa complementaria, los bananeros salieron con otra cara en busca del empate, tanto fue así, que al minuto 57 lo lograron por parte de su jugador más experimentado Abel Aguilar, después de un tiro libre mal rechazado por el Deportes Tolima la pelota quedó viva sobre los 16 con 50, pero bien aprovechada por el equipo local.

El Deportes Tolima reaccionó y se hizo otra vez dueño de la pelota y de las opciones de gol. Durante los siguientes minutos presionó al equipo local hasta que su perseverancia dio sus frutos y sobre el final del partido, luego de una salida rápida por parte del visitante, le quedó la pelota a Diego Valdés sobre la última línea, este la cedió hacia atrás para que la impactara Carlos Robles, enviando el esférico al fondo de la red. Para la victoria del Vinotinto y oro.

Comentarios