Ibagué se preparaba para el partido más esperado del año en la ciudad, al recibir a Boca Juniors de Argentina en el Manuel Murillo Toro partido por la fecha 5 de la Copa Libertadores de América,  donde el Deportes Tolima empató a dos goles con la visita; anotaciones de Alex Castro y Marco Pérez para el local.

Los elegidos por Alberto Gamero para dicho compromiso serían:

El reloj daba las 7:30 pm y el ‘Coloso de la ‘37’ era una completa fiesta, en las tribunas se sentía el apoyo de la hinchada ibaguereña que esperaba ansiosa el inicio de éste encuentro.
Tras el pitazo inicial, Boca rápidamente se instalaría en el área rival buscando abrir el marcador, sin embargo, el privilegio sería para el local. A los  12 minutos de juego, Alex Castro roba una pelota a Lisandro López, haciendo carrera con Marco Pérez, quien llegando al área se estrella con el golero Andrada, aun así, la pelota quedó nuevamente en los pies de Castro enviándola al fondo de la red y dedicando ésta anotación a su compañero Daniel Cataño. Ocho minutos más tarde, Juan Guillermo Arboleda se confabularía con Larry Vásquez quién con un centro perfecto haría que la esférica quedara para que Marco Pérez de cabeza, hiciera enloquecer de felicidad a la hinchada VINOTINTO y ORO.

Con el marcador en contra, el equipo xeneize buscaba ansiosamente descontar en el marcador, encontrándose en repetidas ocasiones con el imponente Álvaro Montero, quien indudablemente se vistió de figura durante todo el compromiso.

Sobre el minuto 34’ el argentino Mauro Zarate se le escaparía a la defensa PIJAO luego de que Benedetto lo habilitara, para marcar el primero de la visita, nueve minutos después, una falta en el área de Sergio Mosquera sobre Nahitan Nandez  el árbitro la decretaría penal; cobraría Dario Benedetto y sentenciaría el empate 2-2 para partir al camerino finalizado los 45 minutos.

Parte complementaria:

Al inicio del segundo tiempo, Alberto Gamero movería su banco al darle ingreso a Rafael Carrascal por Carlos Robles. Con este cambio, el equipo local mejoraría en su salida y trabajando de la mano con los extremos, Deportes Tolima buscaba el tercero de la noche, sin embargo, Esteban Andrada respondía bien ante los ataques de la tribu musical, lo mismo hacía por su parte Álvaro Montero, defendiendo a toda costa su arco  y haciendo méritos bajo la mirada de Carlos Queiroz, director técnico de la Selección Colombia, quien desde los palcos del Murillo Toro se deleitaba con el que podría ser el tercer arquero del combinado tricolor.

Finalmente, con el empate a dos goles y un sinfín de aplausos por parte de la hinchada del VINOTINTO y ORO, se apagarían las luces del estadio para despedir una noche más de Copa Libertadores.

La próxima salida del Deportes Tolima en el plano internacional será el 9 de mayo cuando visite a Jorge Wilstermann de Bolivia.

Comentarios