Deportes Tolima en su visita al Once Caldas de Manizales, cayó 2-1 por la sexta fecha de la Liga Águila I.

El PIJAO formó así:

Sobre las 5:30 de la tarde, daría inicio el compromiso en el frío y lluvioso Palogrande, donde muy rápidamente Javier Reina abriría el marcador para el local con apenas 3 minutos de juego, sin embargo, la reacción del Deportes Tolima sería inmediata y tras un centro de Marco Pérez, el lateral Juan Guillermo Arboleda haría un remate perfecto que enviaría la esférica al fondo de la red, para decretar el empate del compromiso al minuto 6’.

En el ataque, la visita era superior pisando más el área del equipo ‘albo’, pero sin hacer concreto el derribo de la portería defendida por Gerardo Ortíz.

Para el tiempo complementario, el árbitro David Rodríguez decretaría penalti a favor de los locales tras una jugada polémica entre Jhonny Mostacilla y Darío Rodríguez, no obstante, cabe decir que ésta falta no daba para que fuese sancionada con un cobro desde los 12 pasos, aun así, injustamente se decretó y sería el mismo Rodríguez quién marcaría.

Alberto Gamero, enviaría al terreno de juego a Jaminton Campaz, Alex Castro y Diego Valdés en reemplazo de Luis González, Omar Albornoz y Larry Vásquez para los últimos 10 minutos de juego, en los cuales se buscó el empate del compromiso sin logro alguno.

Finalmente, el marcador sería 2-1 a favor del Once Caldas.

Apreciado hincha: este grupo de jugadores trabaja diariamente para dar lo mejor de sí en cada compromiso que adquiere, aun cuando la acumulación de partidos y el cansancio físico pasa factura, la responsabilidad con la camiseta sigue siendo lo primordial. De tal manera y sin excusa alguna, es válido decir (aunque parezca cliché) que este deporte es desempeñado por humanos y no maquinas, por ende, es permitido errar.

En el interior del equipo, es frustrante ver como por medio de las redes sociales se detractan a los jugadores, y se exige cuando el acompañamiento en la cancha es nulo, pues a decir verdad, es en un estadio donde se tiene el criterio para protestar y no tras un pantalla donde grosera e hirientemente se ha venido haciendo. Hincha, es aquel que respalda a su equipo en las malas y no solo en las buenas como es costumbre.

A la hinchada del VINOTINTO y ORO que aún seguirá luchando a nuestro lado, agradecemos la confianza y el apoyo, lo cual es un factor motivante para mejorar en todo aquello que se nos ha ido de las manos, nuestro compromiso por alzar el vuelo sigue intacto y esperamos de tu acompañamiento para seguir tras el sueño de escribir una historia de ORO.

Comentarios