Desde que se juega el fútbol profesional colombiano en el departamento del Tolima ha existido la dificultad de contar con un escenario alterno al estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué.

Una región con 47 municipios y con una capital que ha realizado dos Juegos Deportivos Nacionales (1970 – 2015) debería contar con escenarios dispuestos para la práctica de la actividad muscular, y más, es una disciplina como el fútbol donde su único representante lleva más de 60 años en el profesionalismo.

Para cualquier ciudadano parecería fácil decir, “Después del Manuel Murillo Toro no existe otro estadio que pueda recibir fútbol de primera” pero la realidad es completamente distinta, aunque con algunos detalles estructurales, pero en el territorio Pijao se puede contar con  varias alternativas.

Las medidas mínimas reglamentarias de un terreno de juego según la FIFA para albergar fútbol profesional son: Largo (90 mts) – Ancho (45 mts) y varios estadios en el departamento del Tolima cumplen con este requisito.

Estadio Ariel González (Líbano)

Muy cerca al nevado del Ruiz, al norte del departamento, existe el municipal Ariel González, cuenta con capacidad para seis mil espectadores,  fue construido hace 47 años y remodelado para los XX Juegos Nacionales 2015.

Deportes Tolima ya ha pisado este escenario, la historia hace referencia al 17 de enero del 2008, los Pijaos jugaron frente a Equidad un partido amistoso, pero años anteriores estuvo allí, Independiente Santa Fe.

Lo reciente, fue la victoria de los dirigidos por Alberto Gamero 4 x 1 frente al Deportes Quindío en la cuarta fecha de la Copa Águila de 2016.

Cuatro camerinos, dos tribunas (Occidental y oriental), cabinas de prensa, pista atlética, gramado (Tipo bermuda) medidas 101 x 68 mts, son algunas de las características del “Coloso del Ruiz” como también se le conoce.

Estadio del Libano

Estadio Gonzalo Escobar Bernal (Cajamarca)

En la frontera con el departamento del Quindío, se encuentra la “Despensa agrícola de Colombia” Cajamarca, el estadio Gonzalo Escobar Bernal, abrió sus puertas para que el Deportes Tolima jugará la Copa Aguila en el año 2015 es un escenario acogedor y gran anfitrión para los encuentros futbolísticos.

Una alianza público privada entre Anglogold Ashanti y la Alcaldía de Cajamarca permitió la recuperación de la gramilla, mantenimiento de los camerinos y pintura de las graderías.

La compañía minera invirtió en la primera fase 148 millones de pesos y la administración municipal 42 millones. El terreno de juego cuenta con unas dimensiones de 92 x 64 mts y se puede recibir dos mil espectadores.

Estadio de Cajamarca

Estadio Las Vegas (Melgar)

“Sueño hecho realidad” esta es una de las frases que mencionan los habitantes de Melgar, sitio turístico y ahora deportivo con la construcción de varios escenarios luego de la realización de los XX Juegos Nacionales, Sin duda que la principal obra fue el estadio municipal.

En otrora, fue un campo de fútbol sin las mininas condiciones para un certamen recreativo, pero hoy el tema es completamente distinto; dos tribunas con cubierta, sistema de iluminación, campo sintético (90 x 53 mts), cuatro camerinos, cabina de prensa y la posibilidad de contar con dos mil espectadores, llevan a Melgar a decir “Presente”.

Estadio de Melgar

Estadio Isaías Olivar (Espinal)

La segunda ciudad del departamento, Espinal, cuenta con un estadio desde el año de 1995 cuando se construyeron las tribunas, camerinos, cabinas de prensa y otras adecuaciones que le dieron la categoría para ser un gran escenario, aunque en años anteriores ya existía la cancha de fútbol del barrio, Isaías Olivar.

El terreno de juego tiene las siguientes dimensiones, 98 x 68 mts, allí se ha disputado varias fases del campeonato nacional sub 20 de fútbol, finales de juegos intercolegiados y otros eventos locales.

Actualmente se está trabajando en el mantenimiento del gramado, uno de los puntos críticos, pues las fuertes temperaturas obligan a mantener húmeda y con riego permanente el gramado.

En este recorrido, también se investigó por el estado actual de los estadios en municipios como; Alvarado y Venadillo, los dos le han abierto las puertas al conjunto Vinotinto y Oro para los entrenamientos y partidos en las divisiones menores.

Con estas alternativas, el Deportes Tolima puede mirar nuevos escenarios y también ampliar el número de seguidores en los distinto municipios, muy bueno sería contar con el principal representante del rentado profesional en localidades donde solo se pude observar al Vinotinto y Oro por televisión o seguir los detalles de cada encuentro por la radio.

Comentarios